Thursday, August 25, 2011

Honduras. Reinstauración "democrática" y guerra sucia contra movimientos sociales

La aparente incapacidad de las autoridades hondureñas para prevenir, detener y castigar el conjunto de ataques contra lideres, organizaciones y miembros de movimientos sociales transpira un clima de impunidad y guerra sucia incompatibles con un régimen que se considere democrático.


El asesinato de dos lideres campesinos,  Pedro Salgado y Secundino Ruiz, en un intervalo de dos días en la zona del Bajo Aguan, escenario de un conflicto sobre distribución de tierras entre campesin@s y terratenientes constituye un capitulo mas  de la espiral  de persecuciones, hostigamientos y atentados contra lideres sociales, periodistas y militantes de izquierda desatada bajo el mandato del presidente hondureño P. Lobo.
El 28 de junio de 2009 hubo un golpe de Estado en Honduras. El presidente electo Manuel Zelaya fue detenido por efectivos militares y forzado a abandonar el país. A pesar de la condena generalizada de la comunidad internacional, el gobierno de facto encabezado por Roberto Micheletti insistió en la legitimidad del nuevo régimen, convocando elecciones formales para finales de ese mismo año. Elección en las que los partidarios del depuesto presidente no fueron autorizados a participar. Los resultados (49.9% de participacion con 92,604 votos nulos y  61,440 votos en blanco de un total de 2,300,056 votos depositados)   fueron, sin embargo, reconocidos como validos tanto por la Organización de Estados Americanos, que  readmitió  a Honduras en junio de este año (tras haber sido excluida por violación de la Carta Democrática)  como por Estados Unidos, Colombia o el Estado español.

Uno de los primeros actos como jefe de gobierno de P.Lobo fue decretar una amnistía para los responsables del golpe de Estado que depuso al presidente electo M. Zelaya que incluía los abusos, detenciones arbitrarias y uso excesivo de la fuerza contra manifestantes contrarios al golpe. Se decretó igualmente la retirada de Honduras de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y la reafirmación del compromiso con el Central American Free Trade Agreeement (CAFTA) que al anterior administración había amenazado con abandonar.
Maestros y funcionarios del ministerio de educación, llevan el cuerpo de Ilse Ivania Velasqeuz, maestra de 59 anos fallecida por disparo de las fuerzas policiales durante el transcurso de una marcha de protesta el  19 de agosto por la falta de convenio colectivo para maestros y educadores Fuente Telesur
La dinámica de represión contra partidarios del depuesto presidente Zelaya y, por extensión, de simpatizantes, miembros y dirigentes de izquierda agrupados en el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP desencadenada tras el golpe de Estado no se detuvo tras la llegada al poder de P.Lobo. Periodistas (12 en 18 meses) , activistas de derechos humanos, sindicalistas y lideres campesinos han sido victimas especificas de ataques armados que las autoridades atribuyen a la situación de inseguridad que vive el país y la influencia de actores  cercanos al narcotrafico. No obstante, se escuchan voces que señalan la existencia de escuadrones de la muerte que en connivencia con fuerzas armadas y policiales serian responsables de la campania de persecución y hostigamiento contra organizaciones populares criticas con el gobierno. 

 Materiales relacionados